Guía práctica para entender el Petro, la criptomoneda del Gobierno

Guía práctica para entender el Petro, la criptomoneda del Gobierno

El Petro está lejos de ser un recurso momentáneo del gobierno, por el contrario, los expertos señalan que su uso se intensificará en 2020, aunque sin una estrategia de fondo que permita recuperar la economía

Caracas- Luego del anunciando dado por el presidente Nicolás Maduro, que medio petro sería entregado en Navidad, los beneficiados que entran al monedero patria y efectivamente ve el monto de este medio petro, se les dificultad hacer planes sobre lo que podrá comprar o completar con este bono, esto debido que al momento de intentar cambiarlo o pasarlo a su cuenta bancaria no puede hacerlo.

Esta es la realidad que vivió a final del 2019 la mayoría de los abuelos del país. De un día para otro les dijeron que deben aprender lo que es una criptomoneda, que tienen que saber hacer intercambios entre monedas, a la vez que deben inscribirse en una plataforma de exchange con engorrosos pasos para al menos intentar cambiar su petros a bolívares.

Quienes lo logran y realizan su cambio a petros, en la gran mayoría se encuentran con la desdicha de ver cómo su medio petro se devuelve a su monedero porque no consiguieron quién se los compre, pero por cada intento que hacen, también ven que se reduce su dinero.

Quienes se rinden ante la complejidad de cambiar el petro a bolívares e intentan usarlo directamente, se encuentran también con la diatriba de dónde utilizar su dinero. Las colas en los supermercados y bodegas volvieron, ya no por la escasez, sino por la opción que se tiene en algunos lugares para finalmente cambiar su petromoneda.

¿Qué quiere realmente el gobierno con el petro? ¿Es realmente una criptomoneda? ¿El petro estará presente en este 2020 y hasta cuándo se quedará? ¿es el petro una opción para salir de la crisis hiperinflacionaria?

El Petro

El tema con el petro es que nadie tiene muy claro que es. Mientras que el presidente Maduro señala que se trata de una criptomoneda que está respaldada por unas reservas de petróleo que están en el subsuelo venezolano, los analistas del mundo cripto tienen dudas de esto.

El economista y experto en criptomoneda, Aaron Olmos, señala que el Petro no cuenta con las características de una criptomoneda.

En primer lugar no se mina, por lo que su emisión está solo manejada por Maduro, lo cual también contraviene con la ideología de las criptomonedas que nacieron para no estar atadas precisamente a ningún Estado.

Además, el Petro no puede ser intercambiado libremente por el mundo, como cualquier criptomoneda, pues está sancionado por la administración de Trump desde el año pasado. Esto implica que el uso legal del Petro solo se da en el mercado interno. Es decir, que el comerciante que se ve obligado a recibir este pago tiene problemas para cambiarlo a una moneda o criptomoneda que le sirva realmente.

«Los únicos exchanges que están cambiando a petros son los que están en Venezuela. Incluso, hay exchange en el país que están aceptando el petro por debajo del precio que el ejecutivo marca», señala Olmos.

¿Patria se transforma en una plataforma cripto?

Es una de las páginas más visitadas en Venezuela después de Google. La plataforma Patria se ha convertido en la proveedora de los bonos emitidos por el régimen de Maduro a pensionados, jubilados, trabajadores y, en general, a cualquier persona que tenga el carnet de la patria. Sin embargo, a partir del 16 de noviembre de 2019 se convirtió en una plataforma exchange.

«Con la gaceta del 16 de noviembre se le da cualidades de plataforma de intercambio. Lo interesante de esto es entender que en la plataformas de criptomonedas hay todo un aprendizaje para hacer posturas de compra y venta de cripto», señala el economista.

En teoría, el mecanismo es sencillo. Las plataformas de intercambio de criptomonedas funcionan con las mismas leyes de oferta y demanda. Por un lado hay personas que ofrecen criptomonedas y otros que las compran. La plataforma patria funciona de la misma manera.

Teóricamente los pensionados y jubilados deberían colocar la oferta de medio petro para que alguien dentro de la plataforma en bolívares se los compre. Sin embargo, ¿qué es lo que está pasando?

Según Aaron Olmos, «tienes una situación en la hay desconfianza en la plataforma y mucha gente no sabe qué es y cémo funciona. No hay confianza necesariamente en la Superintendencia de Criptomonedas (Sunacrip), ni en el Banco Central, ni en el gobierno».

¿Quién quiere cambiar sus bolívares a Petros?

Uno de los principales problemas con los que se consiguieron los pensionados a final del 2019 para cambiar sus petros fue que muy pocos querían comprarlos. Acostumbrados a pasar el bono a la cuenta bancaria, en esta ocasión el tema no fue similar, y la falta de información sobre el proceso para cambiarlo jugó también en contra.

Olmos apunta a este problema al señalar que el petro iba a estar ligado a que las personas cambiaran sus bolívares a petros.

En teoría, el medio petro destinado para jubilados y pensionados no era necesariamente una emisión de bolívares por parte del Banco Central, sino que los bolívares que ya estaban circulando en la economía son los que deberían cambiarse por esos petros.

«Alguien que tiene bolívares no necesariamente tiene de sobra, porque recordemos que el encaje legal restringió muchísimo la cantidad de dinero digital en el mercado interno y no todo el mundo está deseoso de cambiar bolívares a petros», apunta el experto.

Petro no comprado, Petro regresado (incompleto)

Muchas de las personas que realizaron una postura vieron que tenían a las 24 horas de nuevo el medio petro en su monedero patria, sin embargo el dinero era menos.

«Si nadie compró, se declara como desierto, pero cada vez que haces esta operación la plataforma Patria cobra 10 mil bolívares», asegura Olmos.

Además, para hacer esta operación es necesario estar inscrito en la plataforma de Petro App, la cual pide validar correo, escanear cédula de identidad y hasta tomarse una foto con la cédula. El tema es que esto puede resultar engorroso para los jubilados y pensionados, quienes son los principales receptores de petros.

Usarlo, en vez de cambiarlo

Ante la dificultad para convertir el petro en bolívares, la segunda opción es usarlo directamente, aunque no todos los comercios lo reciben o lo quieren recibir.

«No queda claro donde se puede utilizar en el entendido que el segmento del mercado que se está atacando con esto son nuestros abuelos, pensionados y personas que están jubiladas, que pueden requerir esto para comprar una medicina», dice Olmos.

Lea también: BiopagoBDV del Banco de Venezuela registra 531 pagos por minuto en Petros

De hecho, debido a que aún hay pocos puntos que lo aceptan, las colas volvieron en algunos supermercados que sí están recibiendo el Petro.

¿El Petro llegó para quedarse?

Aaron Olmos señala que aún no queda claro cuál será el uso del petro en función del bolívar, al menos no en términos legales.

Según la constitución venezolana, el bolívar es la única moneda oficial en Venezuela, a pesar que más del 50% de las transacciones en las principales ciudades del país se estén realizando en dólares. El Petro podría venir a afianzar el rápido deterioro del bolívar.

«Con el petro no necesariamente estamos viendo que se esté haciendo algo en política monetaria en el Banco Central de Venezuela para restaurar el valor de la moneda. No se incentiva la producción, más bien se incentiva la importación… el bolívar sigue languideciendo ante una ausencia de política económica que lo respalde o fortalezca».

El economista no descarta que este 2020 parte del sueldo y salario del sector público, e incluso del sector privado, se deba pagar en petros.  «No existe una resolución firme del BCV sobre si esto se va a utilizar un esquema de cocirculación monetaria o si en definitiva se va a asumir si la moneda va a ser formalmente esta (petro)».

Sin embargo, Olmos señala que lo que la gente ve en el petro es el tipo de cambio. «Inclusive es una forma de dolarizar la economía, porque estás utilizando una cosa por otra para llegar al final de cuenta al mismo objetivo: tener divisas».

En resumen

  • El Petro no es una criptomoneda porque es manejada por un gobierno, no se mina y no es reconocida para ser intercambiada libremente y su valor no responde a la oferta y la demanda.
  • El gobierno de Maduro planea incentivar mucho más su uso en 2020
  • La plataforma Patria ahora es una plataforma para intercambiar petros por bolívares
  • Al tratar de cambiar los petros en la plataforma Patria, la mayoría de las personas se encontraron con sus petros devueltos, además de un descuento por comisión de 10 mil bolívares.
  • Comprar directamente no es algo que se pueda realizar en todos los puntos BioPago.

Foto: Agencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat